Qué es un sistema de Supresión por agente limpio y sus beneficios

¿Qué es un sistema por agente limpio?

 

La protección contra incendio es un tema altamente importante, en casos de proteger a su empresa o negocio. Cuando se habla de proteger bienes invaluables que no pueden mojarse que estén ubicados en sitios con personal en su interior, los agentes limpios sobresalen sobre toda otra opción.

La NFPA 2001 ha definido el término agente limpio como un agente extintor de incendios volátil, gaseoso o no conductor de electricidad que no deja residuos al evaporarse. Un sistema de extinción de incendios con agente limpio tomará un gas inerte o una sustancia química almacenada en un contenedor y lo descargará, cuando sea necesario, para extinguir un incendio en su etapa inicial.

Los tres agentes limpios más comunes utilizados en los sistemas de extinción de incendios son los gases inertes y las fórmulas químicas ECARO 25, NOVEC 1230 y el FM-200. Los gases inertes que se utilizan en los sistemas de extinción de incendios se almacenan como gas y consisten en una mezcla de nitrógeno, argón y dióxido de carbono. El fluido Novec 1230 se almacena como líquido y es una cetona fluorada que contiene carbono, flúor y oxígeno. FM-200 y ECARO 25 se almacenan como un gas comprimido licuado y es un compuesto de hidrofluorocarbono. 

Beneficios de este tipo de sistemas

Existen muchos beneficios al utilizar un sistema de extinción de incendios con agente limpio.

  • Estos sistemas son rápidos, efectivos, seguros, limpios y ecológicos. 
  • Los sistemas de agentes limpios también son tridimensionales. 
  • La mayoría de los sistemas pueden alcanzar niveles de concentración de extinción en solo 10 segundos o menos. 
  • Los agentes limpios están diseñados para suprimir el fuego mientras aún se encuentra en su etapa inicial, lo que significa que suprimirá el fuego antes de que crezca y entre en la etapa de calor / llama. 
  • Los agentes limpios que se dispersan en un sistema de extinción de incendios son seguros de usar en áreas pobladas por humanos, no reducen el ozono y tienen una vida atmosférica corta o nula. 
  • No hay una limpieza costosa una vez que se han descargado los agentes limpios, porque son gases de vaporización rápida que no dejan residuos después de que se disipan.